TÉMÁSTÉ
Cosmética basada en el Aloe Vera
InicioCosmética FacialCosmética CorporalPrincipios ActivosDistribuidoresContacte con nosotros
Gel Puro Aloe Vera (200 ml)
Gel de Baño y Ducha (200 ml)
Gel Exfoliante Peeling (200 ml)
Aceite de Rosa Mosqueta (30 ml)
Crema Hidratante Corporal (200 ml)
Crema Anticelulítica y de Masaje (200 ml)
Crema de Manos y Pies (100 ml)
Crema de Manos y Pies (100 ml)
 



Con aloe vera, aceite de oliva y manteca de karité.


Ideal para hidratar y nutrir la piel muy seca de manos y pies.





DESCRIPCION

Esta crema rica en aloe vera, aceite de oliva y manteca de karité no sólo suaviza, también hidrata y nutre sin dejar sensación de grasa.

Su uso regular y continuado ayudar a regenerar completamente las manos y pies más estropeados, a la vez que previene la aparición de durezas, descamaciones y pequeñas grietas. Puede usarse varias veces al día.



MODO DE EMPLEO


Aplicar sobre la piel de manos y/o pies, realizando un suave masaje hasta su total absorción.


PRINCIPIOS ACTIVOS
 

Aloe Vera (Aloe Barbadensis)
 

El aloe vera es una planta originaria de África y muy común en la zona central y sur de América, así como en las Islas Canarias. Es rico en vitaminas, minerales, polisacáridos, aminoácidos, ácidos grasos y enzimas.

Se trata de una planta muy apreciada y usada desde hace milenios, especialmente para problemas dermatológicos, por sus reconocidas propiedades cicatrizantes, astringentes, coagulantes, hidratantes, desinfectantes, antiinflamatorias, emolientes, calmantes y regeneradoras. 


Aceite de oliva (Olea europea) 

El aceite de oliva es un aceite vegetal que se extrae del fruto recién recolectado del olivo (Olea europaea) y que se cultiva en la cuenca mediterránea. Este se utiliza desde la antigüedad en la fabricación de lociones y cremas.

Los egipcios ya mostraron una profunda devoción por este para fabricar perfumes, para limpiar los poros, evitar la aparición de arrugas, dar más brillo al pelo o para masajear el cuerpo. Los griegos utilizaban el aceite de oliva para evitar el daño a la piel que el frío invierno puede causar.


El aceite de oliva virgen tiene propiedades antienvejecimiento que potencian el brillo, la suavidad y la elasticidad de la piel. Es decir, el aceite de oliva protege a la piel de las agresiones externas, mantiene su hidratación y firmeza.


Por su contenido en ácidos grasos esenciales, el aceite de oliva es útil para mantener la integridad de las membranas celulares de la piel. También fortalece la queratina de las uñas y el cabello, calmando las sensaciones de picor y escozor de la piel.



Manteca de Karité (Butyrospermum Parkii)


La manteca de karité es extraída por maceración o ebullición y triturado del fruto del árbol Karité (Vitellaria Paradoxa). Se produce principalmente en las sabanas de África central y occidental. Durante mucho tiempo fue el único cosmético usado por las mujeres de la zona.

Destaca por su alto contenido en ácidos grasos: palmítico, esteárico, oleico, linolénico y linoleico. Rica especialmente en vitamina F (esencial para la membrana celular), es muy apreciada por sus cualidades nutritivas, hidratantes y emolientes.


La manteca de karité evita la descamación de la piel, a la vez que le devuelve la elasticidad, repara las grietas. También es muy útil contra la dermatitis atópica y los ezcemas.